Comunicado de Prensa

COMUNICADO DE PRENSA

Para contribuir con nuestros programas, deposite su donativo a la cuenta 78120270201 (clabe 030180781202702014) de BanBajio a favor de Grupo Educativo Interdisciplinario en Sexualidad Humana y Atención a la Discapacidad A.C., llame al 1114 0540 o 6595 0531 para notificar el número consecutivo de depósito o envíe por correo electrónico su ficha.

¿A dónde vamos a parar?

Examen del segundo y tercer informe de México al Comité de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad

 

Por: Miriam Caballero Aquino e Irene Torices Rodarte
23 de marzo de 2022

El día lunes 21 de Marzo del 2022 en el marco del día internacional del Síndrome de Down y las controversias por la inauguración del aeropuerto internacional Felipe Ángeles, culminó la tercera sesión de la ONU donde el Estado Mexicano respondió a las preguntas sobre los avances, acciones, dificultades y medidas que se han adoptado respecto a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) en nuestro país.
Fueron 3 días en donde a través de conferencias virtuales de aproximadamente 2 horas cada una, el Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, realizó preguntas y recibió respuestas por parte del gobierno Mexicano sobre la implementación de la convención.
Es necesario reconocer la importancia de la convención porque como se mencionó al inicio de la comparecencia, “las personas con discapacidad [PCD] deben dejar de ser consideradas como algo que debe ser protegido para ser reconocidas como sujetos plenos de derechos”.
El estado Mexicano aseguró que en nuestro país “se han adoptado medidas legislativas, administrativas y financieras para asegurar la educación, inclusión, salud y en general un estado de bienestar de las personas con discapacidad conforme se establece en la convención”.
Las respuestas otorgadas por parte del gobierno Mexicano en su mayoría fueron discursos ambiguos y en muchas ocasiones irreales, maquillados o falsos, probablemente hablan de otro México o desde las cómodas realidades de las autoridades del país, porque en el México que yo conozco las cosas son totalmente distintas.
Se señaló la escasez de información en los tres niveles de gobierno, falta de cifras, estadísticas comprobables sobre, por ejemplo, el número de personas con discapacidad vacunadas en la pandemia por Covid-19, fondos que se asignan anualmente a los programas para dar a conocer las medidas en educación, búsqueda de justicia, búsqueda de tratamientos médicos, autonomía sexual, número de mujeres con discapacidad internadas y esterilizadas en instituciones públicas, número de migrantes con discapacidad en tránsito, la situación del CONADIS, la concepción medicalizada de la discapacidad en México permitiendo que ciertas instituciones “lucren” con la imagen de las personas con discapacidad haciendo un circo en televisión y las graves denuncias que requieren grandes acciones sobre -por ejemplo- las muertes de personas con discapacidad en instituciones, entre otras cosas.
Los discursos se escudaron detrás de los efectos del neoliberalismo como la pobreza, o cómo se repite casi a diario porque “así se les había entregado el país” y que las personas con discapacidad al igual que las personas adultas mayores estaban recibiendo apoyos económicos; situación que más adelante fue considerada por el panel como asistencialismo y no como acciones concretas encaminadas a buscar la igualdad.
En cuanto a la accesibilidad se afirmó que el Estado Mexicano ha desarrollado medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad a inmuebles y comunicación en general. Sin embargo, el ambulantaje en mi país bloquea accesos y banquetas, hay tapas de registros abiertas, cables tirados, no existe transporte ni calles accesibles en la mayor parte del país.
En educación, se informó que se ha diseñado mobiliario e instalaciones accesibles para las escuelas así como materiales didácticos y educativos con base en ajustes razonables, asesoría a figuras educativas, acompañamiento a entidades federativas en temas y estrategias didácticas especializadas en atención al alumnado con discapacidad. Se dijo que existen programas presupuestarios que buscan la inclusión de las personas con discapacidad en el sistema educativo.
En el discurso suena increíble pero la mayoría de las escuelas públicas y privadas del país de todos los niveles educativos carecen totalmente de lo que mencionan. En muchas instituciones ni existe la comprensión del término discapacidad.
El Estado comunicó que durante el confinamiento se dio capacitación a 218 maestros en tecnología para las clases en línea a través del programa “Aprende en Casa” y que se grabaron 42 programas de TV accesibles, lo cual no representa algo significativo si tenemos en cuenta que según los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (INEGI, 2021) las y los docentes son 1.2 millones de personas tan solo en educación básica, intentando impartir clases a través de plataformas digitales.
Respecto a la Perspectiva de Género se afirmó que las desigualdades de género siguen siendo un reto para las naciones, sin embargo, se está trabajando al respecto en 267 acciones afirmativas para fortalecer a mujeres con discapacidad.
Sin embargo, en México todos los días hay muertas, desaparecidas, asesinadas, violadas, la policía se encarga de proteger “monumentos históricos” en vez de a las mujeres. El recurso se utiliza para organizar eventos “para las mujeres” para “empoderarlas” en temas como salud reproductiva de las mujeres o lactancia materna por un panel conformado por hombres.
“Conapo tiene como meta erradicar el embarazo infantil y bajar a la mitad el embarazo adolescente para 2030 y esto ‘incluye a quienes tienen una discapacidad’. Conapo cuenta con un programa para evitar el abuso sexual a niñas y mujeres, incluyendo aquellas que viven con discapacidad, indígenas o afro mexicanas”. La realidad es que en este último tema falta mucho trabajo por realizar, porque en las mismas instituciones públicas se violentan los derechos de las mujeres.
“La cartilla de sexualidad de personas con discapacidad que realizó Inmujeres se encuentra en formatos accesibles”, pero, no para todos los colectivos, por ejemplo no existe una Cartilla de Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos en lenguas originarias. En algunos lugares de México la población ni siquiera sabe que existe.
“Con respecto a la salud sexual de las personas con discapacidad se informó que está en marcha un programa junto a Conapo que permite el acceso a información y capacitación reproductiva sin distinción de género y con accesibilidad”. Pero las organizaciones que trabajamos directamente por y para personas con discapacidad sabemos que falta mucho camino por andar, aún se invisibiliza la sexualidad de las PCD, existe desconocimiento de las familias respecto a su educación y pocas personas formadas profesionalmente en el tema, realmente capacitadas en consejería y educación integral en sexualidad para hacer frente a esta realidad, pese a que México es el único país que cuenta con posgrados para la formación de recursos humanos en esta rama del conocimiento.
Con las organizaciones de la sociedad civil hubo un “distanciamiento” pero aseguran que se trabajará en conjunto estableciendo un diálogo constructivo y de respeto. El Estado se comprometió a enviar una lista de las OSC con las que trabajan de manera constante y en áreas específicas. Habrá que esperar lo que se diga en los próximos días.
Estos fueron algunos puntos que se tocaron en las sesiones con el gobierno Mexicano. No necesitamos más discursos adornados, en México urge atender todas las situaciones y necesidades que se derivan de la discapacidad con soluciones estructurales y políticas públicas reales ya que gran parte de las leyes que incluyen temas sobre discapacidad, aún estando vigentes, se encuentran archivadas y su incumplimiento es la norma, el gobierno no ha tenido una participación amplia e integral para promover y proteger los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad ni siquiera al interior de las instituciones que les prestan sus servicios. Que se puede esperar si ni siquiera se utilizó una perspectiva de discapacidad en el informe presentado, y se repitieron una y otra vez frases como «lenguaje de señas» en lugar de Lengua de Señas Mexicana, por poner solo un ejemplo.
Por la experiencia que tenemos trabajando por y para este sector de la población fue y es un insulto escuchar que hemos tenido avances o que sí se le está dando cumplimiento a lo establecido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, porque basta con voltear alrededor y preguntarnos… ¿dónde? porque no lo vemos.
Al cierre Floyd Morris representante de Jamaica, en nombre de Marcus Scheffer y del resto de miembros del Comité de Naciones Unidas, dijo: “los miembros de este comité siguen preocupados por el abanico de asuntos que afectan a las PCD, hemos visto que existe una aceptación generalizada del modelo de derechos humanos sobre discapacidad, existe un conflicto entre este nuevo paradigma y las nociones obsoletas de discapacidad arraigadas en la sociedad mexicana en su conjunto, esto es, el enfoque medicalizado y de bienestar de la discapacidad.
Este conflicto queda patente en el número cada vez mayor de leyes aprobadas por el Estado parte y la manera en que siguen tratando y se relacionan con las personas con discapacidad. La población indígena y particularmente las mujeres y niñas con discapacidad siguen viendo como se vulneran constantemente sus derechos y libertades fundamentales, lo más flagrante es el informe que nos llega sobre casos de esterilización forzada de mujeres en cuidados institucionales.
Basándose en los datos presentados solo el 39% de la población con discapacidad es económicamente activa y el 49% vive por debajo del umbral de la pobreza, existe un vínculo claro entre el desempleo y la pobreza y esto se hace patente en el informe del Estado parte y su relación con las PCD. Estamos plenamente convencidos de que se debe hacer mucho más para educar a las PCD en un sistema de educación incluyente y así conseguir que accedan al mercado laboral.
Todos los miembros de este comité se encuentran profundamente preocupados por el enfoque indolente de las sentencias del sistema judicial en lo que respecta a las PCD, el más notorio es el caso de 2019 sobre la capacidad jurídica de la Suprema Corte de México.
Si pretendemos que se resuelvan las cuestiones que aquejan a las PCD en México, tenemos que hacer un esfuerzo audaz en aras de erradicar el conflicto existente entre el enfoque de derechos humanos y los enfoques medicalizados y de bienestar que están profundamente arraigados en la sociedad, por consiguiente, sería preciso utilizar las campañas de sensibilización pública de manera congruente, acompañándolas de la dotación de recursos financieros suficientes para armonizarlas con las disposiciones de la CDPD y garantizar que la ciudadanía comprenda que las PCD son seres humanos y por ende tienen las mismas libertades y los mismos derechos fundamentales que las personas sin discapacidad.
La sociedad mexicana en su conjunto tiene que comprender y darse cuenta que la discapacidad no respeta a nadie, hoy pueden estar en plena posesión de sus capacidades funcionales y perderles mañana”.
La imagen dice más que las palabras «El evento no ha iniciado. Por favor verifique los tiempos y vuelva más tarde».

Si deseas saber cuál fue la participación de México al respecto de lo aquí dicho, te compartimos las ligas de acceso a las sesiones:

17 de marzo de 2022: 570thmeeting – 26th session – Comittee on the rigths of persons with disabilities

18 de marzo de 2022: 572thmeeting – 26th session – Comittee on the rigths of persons with disabilities 

21 de marzo de 2022: 574thmeeting – 26th session – Comittee on the rigths of persons with disabilities 

*Imagen: ONU, 2022

Mayores informes sobre esta nota y solicitudes de entrevistas o reportajes: geishad@geishad.org.mx rpublicas@geishad.org.mx