Comunicado de Prensa

COMUNICADO DE PRENSA

Para contribuir con nuestros programas, deposite su donativo a la cuenta 78120270201 (clabe 030180781202702014) de BanBajio a favor de Grupo Educativo Interdisciplinario en Sexualidad Humana y Atención a la Discapacidad A.C., llame al 1114 0540 o 6595 0531 para notificar el número consecutivo de depósito o envíe por correo electrónico su ficha.

Educación Integral en Sexualidad: Capacitación para la acción

Promoviendo los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las Personas con Discapacidad

Por: Irene Torices Rodarte
2 de Octubre de 2021

No Dejar a Nadie Atrás es la promesa central y transformadora de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Ella representa el compromiso inequívoco de todos los Estados miembros de la ONU de erradicar la pobreza en todas sus formas, poner fin a la discriminación y la exclusión, y reducir las desigualdades y vulnerabilidades que dejan a las personas atrás y socavan el potencial de las personas y de la humanidad en su conjunto (ONU, 2021).

El mundo de hoy es hogar de una de las generaciones jóvenes más grandes de la historia. Al invertir en su salud y educación, los gobiernos pueden contribuir a la participación de las y los jóvenes en la sociedad, asegurar su bienestar y ayudarles a alcanzar su máximo potencial. Al encontrarse en la intersección de la educación y la salud, la educación integral en sexualidad (EIS) es fundamental para lograr avances en lo que respecta a resultados de salud e igualdad de género. Les proporciona a las y los jóvenes las herramientas que necesitan para tener vidas y relaciones saludables, además de ayudarles a tomar decisiones transformadoras relacionadas con su salud sexual y reproductiva, contribuyendo al logro de los ODS (UNFPA,  2020).

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), publicó en 2020 el documento Orientaciones Técnicas y Programáticas Internacionales sobre Educación Integral en Sexualidad Fuera de la Escuela: un Enfoque Basado en Evidencia para Programas Extraescolares, el cual incluye en cuando a PCD, conceptualizaciones, propuestas para la planeación y desarrollo de programas de EIS, sugerencias sobre métodos de enseñanza – aprendizaje, ejecución de programas, currículos y documentos clave para algunas condiciones de discapacidad, sin embargo, llama la atención que en la medida que la discapacidad «es más compleja», se reducen las recomendaciones para el trabajo con estos colectivos.

Hay puntos importantes en este documento que hay que rescatar, en relación a la ejecución del programa: la inclusión de personas sin discapacidad en la EIS de PCD, proporcionar al personal facilitador apoyo continuo y capacitación detallada acerca de los métodos y técnicas apropiados para abordar cada contenido (Sweeney, 2007), respetar y adoptar el lenguaje preferido por las personas con discapacidad en el que «se ponga a las personas por delante», hacer énfasis en los límites respecto al espacio personal, el tiempo privado vs. el público, pensamientos y conversaciones, y el contacto físico, lo mismo que en relación con el control de sus cuerpos y el derecho a rehusarse al tocamiento sin consentimiento; asegurarse de que el personal facilitador tenga acceso a apoyo y mecanismos de derivación para hacer frente a denuncias de situaciones de abuso, violencia y explotación sexual que pudieran surgir durante la EIS o después de ella, especialmente al impartir este tema  (UNFPA, 2020).

Llama poderosamente la atención, a la lectura del documento en comento, las fallas en el uso de un lenguaje con perspectiva de género, completamente incluyente y accesible para todas las personas, aún cuando los objetivos de la EIS son que esta sea:  científicamente correcta, gradual, adecuada a cada edad y etapa del desarrollo, de base curricular, integral, basada en un enfoque de derechos humanos, en la igualdad de género, culturalmente pertinente y adecuada al contexto, transformadora, capaz de desarrollar las aptitudes necesarias para apoyar elecciones saludables…. me gusta pensar que estos detalles tienen relación con la traducción de un idioma a otro por parte de personas que quizá no tienen una formación en temas de sexualidad, de inclusión o de género.

De igual forma, resalta el hecho de que no existe referencia a «instituciones formadoras»  que contribuyan a la capacitación para ofrecer EIS de quienes la facilitan, que pueda garantizar que, particularmente en el caso de las PCD, se consideren todas y cada una de las necesidades que en materia de sexualidad pueden obstaculizar el ejercicio de sus Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos, las cuales pueden originarse por la condición de discapacidad, aspectos contextuales, falta de apoyos adecuados, etcétera.

Sigue siendo una constante al abordar el tema de la EIS para personas con discapacidad, justificarse en la falta de recursos o partidas presupuestales específicas para este sector de la población; asumir que lo que es útil para la generalidad de niñas, niñas, adolescentes y jóvenes puede serlo también para quien presenta una condición de discapacidad, se traduce en dejar de pensar en que ajustes razonables se requieren para cada condición, lo que no solo hace referencia a planear, desarrollar, ajustar la metodología y ejecutar los programas, también a considerar que se requiere identificar las necesidades particulares de cada grupo, en cada ocasión y en diferentes contextos, para ofrecer a cada quien, aquello que le permita cuestionar la información científicamente incorrecta, contradictoria y confusa acerca de la sexualidad y el género, para reducir -en alguna medida- los graves riesgos para su salud, su bienestar y su dignidad.

Hay que rescatar, la propuesta de incluir a las familias y otras personas adultas que interactúan con niñas, niños y jóvenes, así como la importancia de sus coetáneos en el aprendizaje sobre aspectos de sexualidad y el que se considere dotarles de herramientas que permitan el acompañamiento y el diálogo desde el conocimiento para la obtención de mayores y mejores resultados.

Este año, nuestro grupo realiza por decimo sexta ocasión el Encuentro con tu Sexualidad, evento dirigido a niñas, niñas y jóvenes con discapacidad, sus familias y profesionales que les prestan servicios, el mismo contempla los principios de la EIS y el que cada una de las actividades del evento sea impartida por especialistas con amplio conocimiento de la discapacidad y de la sexualidad, garantizando así el beneficio máximo para cada asistente.

Esperamos contar con tu asistencia.

*Imagen: GEISHAD, 2010

Mayores informes sobre esta nota y solicitudes de entrevistas o reportajes: geishad@geishad.org.mx rpublicas@geishad.org.mx